Mount Rainier, Washington State

Comencé esta parte de mi viaje en el Monte Rainier, el gigantesco volcán cubierto de nieve y el parque nacional que lleva su nombre. Este volcán activo en forma de cono está a sólo 95 kilómetros de Seattle, la ciudad más grande del estado de Washington.

Mount Helen, Washington State

Mount Helens es una de las montañas que quería visitar desde que crucé la frontera con Oregón. Quise acercarme e intenté varias rutas de entrada, pero encontré todos los caminos cerrados por la nieve.A lo lejos disfruté viéndolo y fotografiándolo desde el amanecer hasta el atardecer.

Mount Baker, Washington State

El día era perfecto: cielo azul, brisa cálida y el bosque radiante en la base. Comencé a caminar, siguiendo un sendero paralelo al cristalino río Nooksack. A medida que avanzaba, disfrutando del paseo, el encanto del lugar se convertía en desasosiego. Encontré huellas de osos en barro blando, excrementos y cortes profundos en varios árboles.

North Cascades National Park, Washington State

Continué mi viaje por la cordillera, llegando al Parque Nacional North Cascades, donde bosques, ríos y cascadas rodean más de trescientos glaciares. Lo que más me sorprendió fueron los colores del agua.