De regreso a casa

Con solo cerrar los ojos, el canto de los pájaros, el zumbido de los insectos y el susurro del viento volvieron a surgir, trayendo recuerdos que anhelaba capturar y revivir. Sentí que regresaba a casa, no a las paredes de la casa donde había vivido, sino a los bosques donde residían las garzas azules, las golondrinas, los pájaros carpinteros y los martines pescadores.

La vida escondida en los bosques

Las tortugas mordedoras son animales prehistóricos, pero a pesar de su apariencia ruda y arcaica, pude ver cómo se buscaban, se tocaban y giraban en medio de ese lugar mágico, con una suavidad y delicadeza increíbles.

La polilla de la luna

De repente, entre en el follaje, tengo un encuentro inesperado, una diminuta joya del bosque, difícil de ver porque su vida es muy corta y solo vuela en la noche, de ahí su nombre: Polilla de la luna.